Importancia del Revenue Management en hoteles

admin

La cultura del Revenue Management en los hoteles contribuyen a aumentar los ingresos de los mismos en temporadas bajas y para ello, la implicación de los directores de hotel es vital.


Para entender de qué manera influye la implicación de los directores en la competitividad e ingresos del hotel que dirigen os presentamos algunos de los motivos por los que las estrategias de Revenue Management deben ser primordiales:

Un elemento clave para aumentar la rentabilidad de un hotel es el precio:
Junto con el control del inventario. Ambos son los mayores impulsores de la rentabilidad de un hotel. Algunas de las tendencias actuales apuntan a que el uso de herramientas analíticas para discernir en la toma de decisiones del precio es fundamental. Por ello, es muy importante directores generales de los hoteles sepan la importancia que tiene el Revenue Management a la hora de sacar el máximo partido de la analítica y la optimización de los ingresos.

Otra de las ventajas del uso del Revenue Management en hoteles es el impulso de las estrategias de crecimiento a largo plazo.
Ello nos aporta cambios en los objetivos estratégicos y a largo plazo del hotel. Aquí es otro de los momentos en los que los directores de hotel tiene un papel impulsor gracias a su visión estratégica del hotel (clientes, imagen, posicionamiento en el mercado…).

Para evitar conflictos de intereses con otros departamentos del hotel (ventas, operaciones, marketing, finanzas) el Revenue Management y el director del hotel evitan que exista algún problema entre los diversos equipos. Es tarea del director coordinar a los equipos para aumentar la importancia del Revenue Management y asegurarse de que los objetivos de los diferentes equipos están alineados y persiguen la rentabilidad del hotel.

Una de las tareas más difíciles e importantes del Revenue Management es aprovechar las reformas y las inversiones de los hoteles.
Su tarea es determinar el posicionamiento del hotel en cuanto a precios. Todo ello no es sólo un factor clave a nivel táctico (selección del mejor precio disponible), sino también estratégico. El retorno de la inversión se consigue a partir de que los directores traten con los Revenue Managers las estrategias y expectativas respecto a las inversiones realizadas en el hotel. De esta manera los Revenue Managers podrán estar preparados para el cambio, incorporando la nueva propuesta de valor a las decisiones de precios y de inventarios, permitiendo maximizar los ingresos en base al nuevo producto o servicio.